Etiquetas

, ,

Una broma de un ciudadano inglés que amenazó en Twitter con volar un aeropuerto ha acabado con el bromista arrestado y condenado. Sus historia fue escuchada por un cómico al que se le ocurrió lanzar una campaña de apoyo en la Red. Durante una semana la campaña “Yo soy Espartaco” ha sido las más popular en el universo Twitter tanto que ha saltado al papel cuché provocando una fuerte polémica.

 

Imagen de Paul Chambers, el Espartaco de Twitter. Foto: La Repubblica

Leer mas

Anuncios