Etiquetas

,

Ansys Iberia, con Gilles Lebiez a la cabeza, apoyará el excepcional crecimiento de la compañía en España y Portugal

AnsysHint.jpgLa idea central de Ansys es ofrecer a las compañías la posibilidad de lograr, a través de la simulación, un diseño optimizado. En la imagen: Gilles Lebiez durante la presentación realizada el pasado viernes en Madrid.
NEXOTRANS.com / A Ansys le van bien las cosas en la península ibérica. Dedicada desde hace 40 años al desarrollo de software de simulación, que permiten a las empresas predecir cómo se comportarán sus productos en el mundo real, ha alcanzado cifras de crecimiento España y Portugal de dos dígitos anuales, lo que la ha llevado a ampliar sus operaciones mediante la apertura de una oficina en Madrid.Las operaciones de Ansys Iberia se encuentran lideradas por Gilles Lebiez, director comercial para España y Portugal, y un equipo de 12 profesionales. La oficina de España —uno de los mercados de más rápido crecimiento en Europa en cuanto a simulación— viene a sumarse a las 60 oficinas de ventas que la compañía cuenta en todo el mundo.
Aplicaciones
La compañía cuenta con actividad en España desde hace ya 20 años y su cartera de producto incluye más de 300 empresas de una amplia variedad de sectores como el de la automoción, académico, institucional, aeroespacial, construcción, bienes de consumo, electrónica y semiconductores, energía, sanidad, alta tecnología, equipamiento industrial, procesos químicos, y, energías renovables, entre otros. En el caso de la automoción, donde podemos encontrar un gran número de aplicaciones, como la aerodinámica, las herramientas que provee Ansys permiten predecir el comportamiento de los vehículos con considerables ahorros de tiempo y dinero, reduciendo al mínimo el uso de prototipos físicos. “Ésta es la visión de Ansys, y no ha cambiado en los últimos 15 años. Es lo mejor de Ansys como compañía: que ha evolucionado y crecido, pero la visión se mantiene”, enfatiza el director comercial para la península.
Por lo mismo, el uso de software de simulación parecen particularmente indicados para trabajar en áreas en las que “aún se sabe poco”, como es el caso de los vehículos eléctricos o de pila de combustible. “Es un buen punto de partida para la simulación, para ir más rápido y hacer que las cosas funcionen”, reflexiona Lebiez. Sin embargo, aclara que el trabajo de su empresa se dirige a todo tipo de empresas, incluso las más pequeñas. “Es decir, cualquier compañía que desee diseñar un producto o proceso”.
“La simulación es una vía estratégica para que las empresas españolas ganen ventajas competitivas. Al final, el que gana es el que produce el mejor producto con el más bajo coste”, recalca Lebiez.
Ansys cubre un amplio abanico de aplicaciones, incluyendo multifísica análisis de elementos finitos, dinámica de fluidos computacional (CFD), diseño robusto, análisis explícito, procesamiento pre y post análisis, computación de alto rendimiento, gestión de datos y procesos, electrónica, electromecánica y análisis termal.
“Lo que presentamos hoy es una nueva forma de trabajar”, explica Gilles Lebiez. “Entender la realidad es muy difícil, e incluso a veces imposible, porque no todas las cosas se pueden probar a escala real. Pero con la simulación realmente puedes ver lo que está pasando”, agrega. “Queremos que las compañías, hagan lo que hagan, usen la simulación para predecir y mejorar sus productos”, continúa. “A través de la simulación se pueden hacer las cosas más rápido, mejor y más barato. Mientras más se usa la simulación, más se evitan los procesos caros”, enfatiza.
Simulación para ingeniería
La simulación para la ingeniería es una de las ramas de la ingeniería que más rápido está creciendo en el mundo. Consiste en la aplicación de herramientas de software al proceso de diseño, permitiendo probar virtualmente el rendimiento operacional de diseños existentes o potenciales para productos o procesos. Sin herramientas de simulación para ingeniería, los prototipos físicos para cada diseño candidato se deberían fabricar y probar mediante experimentación física. Las pequeñas correcciones para un diseño necesitarían la fabricación y prueba de un prototipo totalmente nuevo, retrasando el desarrollo e incrementando los costes.
Al aplicar herramientas de simulación para ingeniería al proceso de diseño, se reduce considerablemente la necesidad de experimentar y de prototipos físicos. En su lugar, se pueden probar múltiples diseños posibles de una manera rápida y eficiente en una amplia gama de escenarios, y muchos de los cuales es posible que no se puedan replicar en un experimento. Los resultados se pueden mostrar en diferentes formatos de datos, o mediante imágenes fijas en tres dimensiones o animaciones que permiten al ingeniero visualizar y comprender exactamente cómo y por qué un diseño funciona en un escenario dado. Este conocimiento permite optimizar rápidamente productos y procesos, acelerando el tiempo de diseño y desarrollo, reduciendo costes y contribuyendo a la eficacia del producto.

Obtenido de: http://www.nexotrans.com/noticia/ansys/dedicada/al/desarrollo/software/simulacion/ingenieria/estrena/division/espana/36176/

Anuncios