Etiquetas

, ,

Las redes sociales están jugando un papel cada vez más activo en ciertos temas de la agenda pública. Estas plataformas son verdaderos canales de comunicación donde se desplaza la información de manera vertiginosa, y son capaces de hacer convocatorias que impactan en nuestra realidad.

El ejemplo más próximo lo podemos ver en la crisis que se vive tanto en Egipto como Argelia. Respecto de la segunda situación, Kamel Jendoubi, presidente de la Red Euromediterránea de Derechos Humanos, asegura que las redes sociales en Internet no generaron la revolución, pero fueron de vital importancia para convocar y organizar a miles de personas que salieron a manifestarse a las calles clamando el final de la dictadura.

En un país “donde los periodistas están amordazados y la prensa trabaja al servicio de presidente” Twitter y Facebook sirvieron para denunciar todos los actos arbitrarios de su gobierno, y sobre todo, para difundir los cables diplomáticos estadounidenses que hacía referencia al enriquecimiento ilícito de la familia presidencial, indicó el titular de la institución.

Por otra parte, Bernabé López García, profesor de Estudios Árabes de la Universidad Autónoma de Madrid, considera que el éxito de convocatoria en las redes sociales radica en que la población de Argelia es, en su mayoría, urbana, con alto grado de escolaridad, con acceso a Internet, televisión por cable y relativamente joven.

Estas características hicieron a su sociedad muy susceptible de ser politizada y sólo era cuestión de tiempo para que la gente exigiera un mayor respeto a sus derechos políticos y civiles.
En Egipto, encontramos un perfil poblacional diferente, pero papel muy activo de los jóvenes. Esto ha tenido más importancia si cabe en que la revolución se haya extendido a ciudades que no eran la capital como Alejandría o Suez.

Tal eran los infructuosos esfuerzos por lograr el funcionamiento de la redes sociales en el país, que Google lanzó un servicio para que las personas que estaban en Egipto -durante el periodo más álgido, antes de la renuncia de su presidente- pudieran enviar mensajes a Twitter sin necesidad de una conexión a Internet.

La herramienta permitía a las personas marcar un número de teléfono y dejar un mensaje de voz que automáticamente se convierte en un tweet.

Otros casos

En el caso de México es posible visualizar dos momentos (ejemplos) donde las redes han tomado parte de la agenda noticiosa. Hace apenas unos meses se dio el movimiento “vota en blanco” que tenía un propósito particular: anular el voto como una forma de manifestar el descontento con la clase política y que ésta virará a ver los verdaderos intereses ciudadanos.

Por otro lado, actualmente entre los tuiteros mexicanos circula el mensaje: “Te invitamos a unirte a nuestro proyecto. La fundación de un partido político que proponga al señor Alejandro Martí, presidente 2012”. Firma “México, Ahora o Nunca”.

Se trata de una organización que cuenta con un sitio Web en el que un grupo de ciudadanos intentan cambiar el rumbo político del país bajo la premisa de que “la mayoría de los funcionarios nos han fallado, pero también sabemos que nosotros como sociedad hemos fallado”.

En España existen otros casos que aún permanecen en la mente de los cibernautas, como el ocurrido el 13 de marzo de 2004. En Chile, uno de los más memorables fue la petición de ayuda de las comunidades que no fueron afectadas por el sismo ocurrido en la región centro-sur del país el 27 de febrero de 2010.

Obtenido de : http://altonivel.com.mx/8645-redes-sociales-y-movimientos-ciudadanos.html

Anuncios