Etiquetas

,

Uno de los informáticos de Flag Solutions / FOTO: DICYT

Uno de los informáticos de Flag Solutions / FOTO: DICYT

Un trabajo de I+D+i desarrollado en Salamanca da como fruto una aplicación informática destinada principalmente a pequeñas y medianas empresas

Una herramienta informática que saldrá al mercado en las próximas semanas va a permitir que pequeñas y medianas empresas del sector servicios puedan tener un mayor control de toda la información relevante para realizar sus trabajos. La nueva aplicación es fruto del trabajo de I+D+i de la empresa salmantina Flag Solutions, que tras años de recopilación de datos e investigación se dispone a lanzar un software que pretende ajustar la realización de tareas y presupuestos y almacenar toda la información relevante de clientes, trabajadores y proyectos.

“Las empresas de ingeniería de software afrontamos a ciegas los nuevos proyectos porque muchas veces los requisitos que traen los clientes son insuficientes para hacer una buena estimación de costes y tiempos”, pone como ejemplo Luis Enrique Corredera de Colsa, socio fundador de Flag Solutions, en declaraciones a DiCYT (www.dicyt.com). Ante cada nuevo trabajo “podemos hablar de miles de horas de esfuerzo y equivocarte en un 10% puede suponer cientos de horas mal calculadas”, indica, aunque en realidad la aplicación Flag Savia debe servir para cualquier empresa del sector servicios.
“Es una herramienta muy flexible, hemos tratado de que sea muy versátil, que no sea una aplicación vertical para un sector, sino horizontal para empresas de servicios”, por lo que se han realizado pruebas con consultorías jurídicas, compañías informáticas y entidades de tramitación de subvenciones, entre otras. “A pesar de las dispares necesidades de cada empresa, el software se adapta perfectamente, esto nos permite tener un producto sólido a la vez que puede evolucionar según las exigencias de cada cliente”, comenta el experto.
Las empresas pequeñas tienen dificultades para adoptar sistemas complejos y su gestión de procesos no es equiparable a la de las grandes compañías, de manera que, ante la escasez de personal, necesitan hacer todo su trabajo de forma ágil y eficiente. Sobre esta idea nació el proyecto de I+D+i, que permite que los trabajadores reporten al sistema lo que hacen cada día y esto permite que tanto ellos como el resto de la empresa puedan tener un gran control sobre toda la información: lo que se ha hecho, el trabajo que tienen por delante, la posibilidad de repartir tareas, etcétera. En definitiva, se crea una base de datos de conocimiento que puede compartir toda la empresa.
“Una vez que metes un dato, es posible analizar de forma transversal toda la información, desde cualquier punto de vista, por ejemplo, orientado al cliente supone conocer todos sus proyectos, informes o facturas, incluyendo si fuera necesario conversaciones telefónicas o emails”, que la aplicación clasifica automáticamente dentro de una temática o proyectos concretos de acuerdo con las características que tiene. Al final, un simple botón sirve para generar automáticamente un informe completo de toda la actividad desde el punto de vista del cliente, del proyecto o de un trabajador de la empresa.
Por eso, con este nuevo software, que tiene por detrás un trabajo de tres años y medio, es posible barajar y mantener las estimaciones que se han hecho al principio y analizar la evolución para prever posibles problemas durante el proceso: atrasos en el calendario, sobreesfuerzos o cambio en los requisitos por parte del cliente.
Éxito en las pruebas
“En las empresas en las que se ha instalado ha sido un gran éxito, porque ha permitido una gran mejora de su madurez empresarial y su control de gestión”, apunta Luis Enrique Corredera. “Es un software que va orientado no sólo a aplicar las prácticas que más rentables resulten para cada empresa, sino a mejorar el control de gestión e información que circula por dentro de dicha empresa”, agrega.
El software puede realizar también una medición del resultado que produce la aplicación de diferentes prácticas de calidad según los manuales de ingeniería de software. Así, gracias a la recopilación de 100.000 registros de rendimiento en los últimos años, ante la llegada de un nuevo proyecto a una empresa, “podemos conocer qué tipo de modelos de estimación son más apropiados para un determinado tipo de trabajos”. Por ejemplo, “si a nosotros nos piden un portal web de noticias, podemos hacer una estimación sobre el calendario y el esfuerzo que nos va a costar para ajustar el presupuesto”. En su opinión, se trata de un proyecto pionero a nivel mundial que, además, aborda el estudio de los costes de la “no calidad”, es decir, de no aplicar las prácticas de calidad aconsejadas.

Obtenido de: http://www.salamanca24horas.com/local/41722-una-herramienta-permite-el-control-de-toda-la-informacion-de-empresas-de-servicios

Anuncios